Club Coquimbo Unido dio a conocer el resultado del sumario interno por la agresión a un joven

Coquimbo Unido dio a conocer este jueves el resultado de la investigación sumaria que busca esclarecer la agresión que habría sufrido un joven al interior del complejo Las Rosas, por parte de un grupo de jugadores juveniles del club. En el documento, al que El Día tuvo acceso, se establece además una serie de medidas disciplinarias, orientadas a evitar nuevos incidentes en el contexto de las prácticas del fútbol joven del equipo porteño.

Se trata de un adolescente de 14 años, quien, recordemos, habría sido víctima de lesiones luego de ser sindicado como autor de un robo a los deportistas mientras desarrollaban sus prácticas, a las que acudió en calidad de observador, acompañando a un amigo.

El hecho se conoció a través del relato de la madre del joven afectado, quien se encuentra en recuperación por las lesiones que sufrió. En la denuncia, establecen que el menor de edad fue atacado a patadas con la venia del técnico de los cadetes, Bruno Herrera, al interior del recinto deportivo.

Tras darse a conocer el caso, Coquimbo Unido anunció el inicio de una investigación interna, ya que además, se difundieron “versiones contradictorias” que señalaban agresiones tanto dentro como fuera del complejo.

Esclarecimiento de los hechos

El sumario entregó antecedentes de lo ocurrido ese día en Las Rosas, detectando justamente dos hechos distintos. El primero habría tenido lugar dentro del recinto y se habría desencadenado inmediatamente a raíz del supuesto robo.

El hecho habría ocurrido al finalizar el entrenamiento, cuando se encontró en la mochila del joven una serie de especies que pertenecían a los jugadores del club.

En ese momento, y “con al menos la omisión del director técnico a cargo, se permite que una parte de los jugadores juveniles, y otros que estaban a prueba, le pegaran patadas y golpes”, en un denominado “callejón oscuro”.

Por otro lado, se describe un segundo incidente, que se originó a las afueras del complejo, donde jugadores a prueba que conocían al afectado, “lo increpan y golpean de forma violenta”, establece el resumen del sumario.

Determinaciones: herrera apartado del club

Descrito el episodio, el documento emanado por Coquimbo Unido señala varias medidas disciplinarias. La primera fue “apartar definitivamente de sus funciones” a Bruno Herrera, quien se encuentra con una suspensión provisoria desde que se conoció el caso.

En el escrito, recalcan que “en su condición de responsable de los entrenamientos de la categoría no puede por acción u omisión ser parte de un acto que fomente una agresión física a un menor de edad”. Además, “su actuar tiene una consideración más negativa, al tratarse de menores en etapa de formación”, agregan.

A los jugadores

En la misma línea, la institución decidió “eliminar de inmediato su condición de jugador a prueba en la institución” a todos los jóvenes que se encontraban en dicha condición desde el 27 de marzo en adelante. De la misma forma, se determinó que no se permitirá su ingreso al complejo Las Rosas, hasta contar con “total claridad” de la responsabilidad de cada uno en los hechos.

Por otro lado, se definió dejar en calidad de “condicionales” a los jugadores de la categoría sub-16 que estuvieron presentes ese día, quienes “no deberán tener falta alguna durante el período 2022”, de lo contrario, arriesgan ser expulsados del club.

Cabe señalar que esta última medida entrará en rigor luego de que Coquimbo Unido sostenga una reunión con los apoderados, encuentro que tendrá lugar la próxima semana.

En tanto, la categoría sub-16 quedará a cargo del profesor Francisco Varela y se realizará una intervención con un psicólogo, que derive en las acciones “individuales y colectivas que este estime, de acuerdo con su diagnóstico y el cronograma que nos proponga”.

Se menciona además que la reunión con los apoderados de los jugadores sub-16 será de carácter voluntaria. En ella se dará a conocer el resumen del sumario y las sanciones tomadas por Coquimbo Unido, lo que será replicado en todas las categorías del club.

Adicionalmente, se reunirán con todos los profesionales de las áreas técnicas y se “prohibirá expresamente cualquier acción que pueda entenderse como que incita a actos violentos”.

Dichos profesionales estarán además “en revisión y evaluación hasta fin de año”.

Establecer protocolos

El sumario detectó además la ausencia de normas o protocolos de convivencia por parte de Coquimbo Unido dentro del complejo Las Rosas, “por lo que se hace necesario redactarlo y aplicarlo” en un plazo de tres meses, establece el documento.

Fuente: Diario El Día