• 18/10/2021

¿Se entregarán los $100 mil en su totalidad?: Así se aplicará el nuevo Ingreso Familiar de Emergencia

 ¿Se entregarán los $100 mil en su totalidad?: Así se aplicará el nuevo Ingreso Familiar de Emergencia

El nuevo diseño del beneficio tiene como objetivo complementar los ingresos o suplir la falta de ellos. También tendrá un piso mínimo.

Tras una discusión que se extendió hasta la madrugada de este domingo, la mesa negociadora selló un acuerdo entorno al plan de emergencia para enfrentar la pandemia, acordando elevar a 100 mil pesos el monto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por persona.

El nuevo diseño tiene como objetivo complementar los ingresos o suplir la falta de ellos. En otras palabras, ayudará tanto a las familias que no tienen ingresos como a las que tienen otros beneficios, tales como la ley de protección del empleo, el seguro de cesantía, el apoyo a trabajadores independientes y a las personas que cobran pensiones contributivas y no contributivas.

La aplicación del IFE tiene ciertas condiciones. Para empezar, complementará los ingresos formales de los hogares hasta los $100 mil por persona y garantiza un monto total de $400 mil para un hogar de hasta cuatro integrantes. Ese monto final contempla los ingresos propios más el complemento, y las familias sin ingresos recibirán el beneficio en su totalidad.

Presidente Sebastian Piñera

CARACTERISTICAS DE ESTE NUEVO ACUERDO

Será un complemento a los ingresos formales de la familia para garantizar un monto de hasta $100.000 por persona para una familia de 4 personas. 

Es decir, será compatible con los beneficios de ley de protección del empleo, seguro de cesantía, apoyo a los honorarios, las pensiones contributivas y no contributivas; se computará considerando un criterio de complemento a los ingresos actuales del grupo familiar. Esto permitirá incluir a feriantes, coleros, pescadores artesanales, pirquineros, trabajadores a honorarios, trabajadoras de casa particular etc., independientemente de su fuente de ingreso, en la medida que sean elegibles para el beneficio. Con esto se buscará ampliar la cobertura del beneficio y así ayudar al confinamiento. 

En esta oportunidad, no será decreciente y se mantendrá según vaya evolucionando la pandemia en el país. Por el momento, se asegura que en junio y julio, se otorgará el 100% del beneficio, mientras que en agosto se considerará el equivalente al 80%, el que se podrá incrementar al 100% si las condiciones sanitarias así lo ameritan, pero la situación se evaluará mes a mes.

– Habrá un piso mínimo de $25.000 por persona en los hogares beneficiarios.  

– En los meses de junio y julio (que coinciden con los 2 aportes pendientes del actual IFE) se otorgará un 100% del beneficio.  

– Para el tercer mes (agosto) se considerará el equivalente al 80%, el que se podrá incrementar al 100% si las condiciones sanitarias así lo ameritan. 

¿COMO OPERARÁ EL NUEVO INGRESO FAMILIAR DE EMERGENCIA?

1.-Hogar de 3 personas, sin ingresos formales. Recibirá un beneficio de $300.000 ($100.000 por cada integrante) 

2.- Hogar de 4 personas, una de las cuales tiene su contrato suspendido y recibe $250.000 del Seguro de Cesantía por este concepto. Recibirá un beneficio de $150.000 logrando un ingreso total de $400.000 equivalentes a $100.000 por integrante.  

3.- Hogar de 2 personas, una de las cuales cobra una pensión de $80.000 y otra tiene ingresos por honorarios de $50.000. Recibirá un beneficio de $70.000 logrando un ingreso total de $200.000 equivalentes a $100.000 por integrante. 

4.- Hogar de 4 personas una de las cuales tiene ingresos por honorarios de $150.000 y otra cesante que recibe $200.000 del seguro de cesantía.  Recibirá un beneficio de $100.000 (4 aportes por el mínimo de $25.000), logrando un ingreso total de $450.000 equivalentes a $112.500. 

– El dinero se depositará en la Cuenta RUT del jefe familiar.

¿QUIENES SERÁN LOS BENEFICIADOS?

  •  Los hogares que tengan contacto reciente con el Estado no requerirán postular al IFE 2.0, se entregará a todos los hogares que cumplen los requisitos. Las actualizaciones que se realicen no deben ser un obstáculo para entregar los beneficios a quienes ya cumplen los requisitos. 
  • Las personas deberán tener un mecanismo expedito para actualizar su información y solicitar los aportes, los que deberían ser otorgados tan pronto esto fuera reportado, si bien habrá de comprobarse la validez de ésta con posterioridad a la entrega del IFE. En todo caso, una vez que se reciba el beneficio, la actualización de la realidad de ingresos sólo será para acoger aquellos hogares que hubieran visto caer sus ingresos.  
  • Se realizarán esfuerzos para fomentar la solicitud del beneficio de aquellos hogares que cumpliendo con los requisitos del IFE no tengan contacto frecuente con el Estado o no lo hayan solicitado, tanto desde el nivel central como mediante los municipios. Se dispondrá, en caso que se requiera, de recursos adicionales para materializar dicha acción. 
  • Cabe señalar que actualmente ya se beneficia a quienes cuenten con el Registro Social de Hogares y pertenezcan al 60% más vulnerable provocado por la emergencia. Si bien hasta el momento estaba destinado a trabajadores informales que hayan perdido sus fuentes de ingreso debido a la pandemia, ahora complementará los ingresos de otras personas como las que no alcancen a los 100 mil pesos per cápita en su familia que estén acogidos al seguro de cesantía, reciban pensiones o sean trabajadores a honorarios, por ejemplo.

Related post