PDI recupera 25 vehículos que fueron arrendados para venderlos mediante estafas

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos La Serena establecieron que una organización delictual arrendó diversos vehículos, para comercializarlos de manera fraudulenta.

Una banda criminal se habría organizado para cometer una serie de estafas, entre mayo y noviembre del año pasado. Su acción, no sólo afectó a una empresa dedicada al arriendo de vehículos de faenas mineras, sino también a decenas de víctimas que compraron camiones, camionetas y maquinaria pesada, mediante el engaño. 

La investigación de los detectives establece que esta organización delictual creó una empresa “de papel” para poder acreditar su actividad y no levantar sospechas de las reales intenciones de sus representantes y supuestos trabajadores.

“Estamos investigando a esta organización criminal, que contacta a la empresa de alquiler de vehículos para cerrar un trato millonario, asegurando tener una serie de compromisos formales con empresas mineras para poder contar con 37 vehículos que luego los usarían para comercializarlos, todo de manera fraudulenta”, señaló el Subprefecto Carlos Paz, jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos La Serena.

Con los vehículos en su poder, a través de la red social Facebook, publicaban las fotos para ponerlos a la venta. Una pareja recibía a los interesados en la Caleta El Toro, de la comuna de Ovalle, así les mostraban los modelos y luego, con documentación adulterada, cerraban la compraventa en una notaría de Coquimbo.

Mediante diversas técnicas de análisis criminal e inteligencia policial, detectives de esta unidad especializada, ya recuperaron 25 vehículos, entre camionetas todo terreno, camiones y maquinaria pesada. Hemos encontrado los vehículos en Ovalle, Salamanca, La Serena, Coquimbo, Antofagasta, Vallenar y en la zona central del país”, indicó el Subprefecto Paz.

La Brigada de Delitos Económicos La Serena sigue la pista para recuperar el resto de los vehículos y para dar con el paradero de unos 5 involucrados en esta estafa, ya que se encuentran individualizados. En coordinación con la fiscalía de Coquimbo, siguen las diligencias para lograr la detención de los integrantes de esta banda criminal, que causó un perjuicio económico a dos grupos de víctimas, por un monto que supera los 900 millones de pesos.