Día Mundial del Sueño: 7 consejos de un experto que debes seguir para un descanso reparador

De acuerdo con el último Termómetro de la Salud Mental elaborado por la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) y la UC, cuatro de cada diez adultos de entre 21 y 68 años presentan algún tipo de trastorno del sueño.

Para favorecer un sueño de calidad y así mejorar la salud, se tienen siete recomendaciones para no volver a pasar horas en cama mirando el techo y así poder estar descansado cada mañana.

1.- Cumplir con las horas de descanso recomendadas

Los adultos necesitan de 7 a 9 horas de sueño ininterrumpido para un descanso adecuado. De acuerdo a la organización Kids Health, la mayoría de los adolescentes necesitan dormir aproximadamente de 8 a 10 horas y los niños alrededor de 12 horas diarias.

2.- Regular el ritmo circadiano

Esto se puede lograr manteniendo un horario regular para acostarte y despertarte, y respetarlo incluso los días de fin de semana y festivos.

3.- Asegurarse de que el dormitorio promueva un sueño reparador

La habitación debe ser oscura y tranquila. Lo ideal es que carezca de dispositivos electrónicos que podrían distraer.

4.- Desconectarse de dispositivos electrónicos

Para poder tener un sueño reparador, se recomienda que se hayan dejado de lado objetos como celulares, computadores portátiles y televisores al menos una hora antes de dormir.

5.- Una comida liviana

Otro secreto que recomienda el neurólogo es evitar las comidas abundantes y la ingesta de líquidos 2 o 3 horas antes de acostarse. Así, se podrá evitar la interrupción del sueño.

6.- Evitar beber alcohol por la noche

Aunque el consumo de alcohol parece ayudar a conciliar el sueño más rápido, esta solución a largo plazo acaba arruinando los patrones de sueño.

7.- Evitar medicamentos

Uno de los pasos más comunes en las personas que no logran tener un buen descanso es buscar una solución farmacológica. Pero esta idea no sería la ideal.

El especialista recomienda mejorar el sueño a través de ejercicios de respiración, atención plena y meditación.

Fuente: