• 19/04/2021

Ganaderos y Los Pelambres inician trabajo conjunto como preparación a las veranadas 2020-21

 Ganaderos y Los Pelambres inician trabajo conjunto como preparación a las veranadas 2020-21
  • La jornada de vacunación y pesaje de 130 bovinos y la posterior inscripción de los animales, marcó el primer hito de preparación antes de subir a la cordillera.
  • Esta iniciativa se realiza en el marco del convenio de colaboración que mantiene la empresa minera con la Agrupación de Ganaderos de Cuncumén, y que tiene como principal objetivo la correcta administración, monitoreo y protección de predios en la parte alta.

Con el pesaje y vacunación de 130 cabezas de ganado en la localidad de Batuco, los crianceros del sector alto de Salamanca iniciaron los preparativos para el tradicional proceso de veranadas que, al igual que en años anteriores, volverá a contar con el apoyo de Minera Los Pelambres.

“Lo que se está haciendo ahora es el pesaje de los animales, es decir pesar los vacunos antes de que suban a las veranadas. Es una actividad muy importante porque lo que hacemos, y que está comprometido, es pesarlos antes y después de la veranada, para ver si han ganado peso y en qué condiciones están”, explica Marcela Poulain, profesional del área de Medio Ambiente de MLP.

Este hito se realiza en el marco del convenio de colaboración que mantiene la empresa minera con la Agrupación de Ganaderos de Cuncumén, y que permite que los animales puedan realizar el pastoreo en terrenos administrados, supervisados y protegidos por MLP para asegurar su sostenibilidad.

La acción y el compromiso es destacado por los propios crianceros. “Tenemos un vecino grande que a nosotros como ganaderos siempre nos ha apoyado, ya sea en talaje, en la disposición de terrenos en la cordillera o medicamentos para los animales”, dice Servando Flores, dirigente de la Agrupación de Ganaderos de Cuncumén.

Por su parte, Vildo Calderón, también criancero del Valle Alto, comenta que “si no existiera esta acción tendríamos que arrendar otros campos o simplemente dejar de tener animales, porque en este caso no pagamos para el talaje y si arrendamos en otros lados al final no ganamos nada, todo el ingreso sería solo para pagar”.

“Trabajamos con distintas agrupaciones, dos de ganado mayor y una de ganado menor, con quienes existe un vínculo estrecho para poder permitir un trabajo conjunto por el desarrollo de esta actividad tan tradicional”, apunta Marcela Arancibia, Jefa Asuntos Públicos de MLP en el Valle Alto de Salamanca, en referencia a un conjunto de acciones que ejecutan con el sector ganadero y que se ha visto reforzado bajo el complejo escenario de sequía.

El pesaje y vacunación, que contó con el apoyo del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), es sólo la primera etapa de preparación de cara a las próximas veranadas. El pasado 16 de diciembre, los crianceros de ganado mayor y menor realizaron además la inscripción de sus animales para recibir la autorización correspondiente.

Estado de los campos

Año tras año, el Centro de Ecología Aplicada y Minera Los Pelambres realizan el Estudio de Caracterización de los Humedales en la Cordillera Sur de Cuncumén, esto para evaluar y analizar el estado en que se encuentra el espacio donde crianceros y sus animales se instalarán desde finales de diciembre hasta mediados de abril.

Los resultados del último año dejan buenas proyecciones, ya que el último invierno fue más lluvioso que el anterior y por consiguiente la producción de forraje ha sido más alta. Pese a ello, se aconseja mantener baja la carga de animales en estos sectores para asegurar su sostenibilidad en el tiempo.

“Estamos coordinados desde hace mucho tiempo en esta misma dirección de cuidar los campos, protegerlos, tratar de que no haya incendios, de retirar la basura, etc. Así que contentos de que el ganado va bonito, mejor que el año pasado que fue malo y triste”, comenta Tomás Mondaca, dirigente ganadero de Tencadán.

Related post