PDI detiene a tres personas por porte de drogas, armas y municiones

Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado La Serena desarrolló la operación “Carmen” que
surge de otra investigación que realizaron los detectives en conjunto con el Ministerio Público.


Una serie de evidencias lograron reunir los detectives en una parcela de la localidad El Carmen, en la
zona rural de Pan de Azúcar, comuna de Coquimbo. La Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen
Organizado La Serena dio cumplimiento a la orden judicial que autorizó la entrada y registro en tres
inmuebles ubicados al interior del predio.


“En el procedimiento de esta unidad especializada, la labor de análisis criminal e inteligencia policial
permitió la incautación de armas, municiones, y 1 kilo 488 gramos de cannabis procesada lista para su
comercialización envuelta en bolsas de plástico. Además, droga sintética del tipo tussy en polvo y
comprimidos de metanfetamina y 13 plantas del género cannabis que se mantenían en un
invernadero tipo “In door”, que estaba en una bodega de la propiedad”, señaló el comisario Alfonso
Salazar, de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado La Serena.


La ubicación del armamento fue posible por la investigación desarrollada por la PDI, en conjunto con el
Sistema de Análisis Criminal y Foco Armas del Ministerio Público. El arma de fuego corresponde a un
rifle calibre 22, además de 3 pistolas a fogueo y casi mil tiros de distintos tipos y calibres.


“Se establece que es un grupo delictivo que se dedicaba activamente a la producción, cultivo, cosecha
y distribución de cannabis, y para ello usaban esta considerable cantidad de armas y municiones. Tres
hombres mayores de edad, con antecedentes policiales, fueron detenidos en el operativo”, señaló el
comisario Salazar.


El Juzgado de Garantía de Coquimbo concedió la prisión preventiva para los tres integrantes de esta
banda y el tribunal concedió 90 días para la investigación. El avalúo de la droga incautada bordea los 8
millones de pesos, y con estos resultados del trabajo policial, 1.500 dosis de las sustancias ilegales, no
llegarán a su destino.