Avances en complejidad transforman al Hospital de Illapel en Unidad Notificadora de Procuramiento de Órganos y Tejidos

La medida fue posible gracias a una mayor capacitación y especialización del personal clínico, luego de apertura de la Unidad de Paciente Crítico (UPC) en el 2020.

Desde este 1 de abril, el Hospital de Illapel comenzó a ser parte de la red de Procuramiento de Órganos y Tejidos de la Región de Coquimbo, acción que faculta al recinto provincial para notificar potenciales casos de donantes bajo los lineamientos de la Coordinación Nacional de Procuramiento y Trasplante de Órganos y Tejidos (CNPT) del Ministerio de Salud. De esta forma, el establecimiento contará con un equipo interdisciplinario a cargo de una referente local, quienes mantendrán un trabajo directo en colaboración con el Servicio de Salud Coquimbo y la Coordinación regional de Procuramiento.

Para Gianinna Escobar, Referente del Programa de Procuramiento de Órganos y Tejidos del Servicio de Salud Coquimbo, «este es un paso importante para nuestra región, porque permitirá dar cumplimiento a la voluntad y el derecho de quienes deseen ser donantes, además de contribuir a mejorar las posibilidades de aquellas personas que están en lista de espera, para que puedan lograr su tan anhelado trasplante”.

Opinión similar es la de la Dra. Luisana López, Referente de Procuramiento de Órganos y Tejidos del Hospital de Illapel, quien destaca que esta medida se da gracias a los notables avances en complejidad que ha experimentado el recinto. “En vista que desde el año 2020 el hospital se complejizó y ahora cuenta con UPC y con un equipo más avanzado y más capacitado, nos dieron la oportunidad de ser un hospital de notificación de posibles donantes para la Unidad de Procuramiento. Esto permite aumentar la oferta de órganos para trasplante, que es algo bastante difícil de conseguir y que cada vez las listas de espera son más largas. Entonces, esto permite aumentar la oferta y que muchos más pacientes se vean beneficiados de esto”.

La facultativa, quien es además la Referente de Nefrología del Choapa,  conoce la realidad que se vive en los centros de diálisis públicos y privados de la provincia. “Hay aproximadamente entre 105 y 110 pacientes en diálisis, entre las comunas de Salamanca, Canela, Illapel y Los Vilos, de los cuales aproximadamente 30-35 califican para trasplante renal. Son pacientes jóvenes que podrían hacer su vida normal si tuvieran la posibilidad de acceso a su trasplante. Actualmente, están en estudio pre-trasplante, en lista de espera, pero como hay baja oferta de órganos, pasan años en lista de espera, incluso hay algunos que llevan más de cuatro años, por lo que al ser nosotros un centro de notificación es posible que se pueda aumentar la disponibilidad de órganos para ellos”, cerró López.

Vidas en lista de espera

Esta iniciativa en el Hospital de Illapel adquiere especial relevancia dado el complejo escenario sanitario provocado por el Covid-19, que desde el 2020 ha afectado la actividad. De hecho, según cifras del Ministerio de Salud, durante el 2021 se captaron cuatro donantes de órganos en la región, mientras que en el presente año solo se registra un donante. Datos que no distan mucho con la realidad del país, ya que el 2021 se pesquisaron 147 donantes efectivos, gracias a los cuales se realizaron 355 trasplantes. Estas cifras contrastan con la actual lista de espera nacional, donde figuran 2.130 pacientes en espera de riñón, 182 de hígado, 54 de pulmón, 28 de páncreas y 14 de corazón.

¿Quiénes son donantes?

El procuramiento de órganos es un proceso altruista, voluntario, confidencial y gratuito, independiente del sistema de salud del donante. La Ley de Trasplante define que en Chile todas las personas mayores de 18 años son donantes, a menos que se declare lo contrario en vida y ante notario público. La donación de órganos y tejidos es un acto solidario, de profundo amor, que cambia la vida de una persona y de todo su círculo familiar. Fomentar esta noble causa, bajo una pesquisa efectiva en salud, será el nuevo objetivo de los equipos clínicos del Hospital de Illapel, quienes serán el punto de partida para un procuramiento de órganos responsable y humanizado.