Caudales de ríos registran bajos niveles por cuarto año consecutivo

De acuerdo al Boletín Climático del CEAZA, el estado actual del sistema hidrológico de  la  Región  de  Coquimbo  se  encuentra en  una  situación  muy  delicada  debido  a las precipitaciones bajo lo normal que se han registrado desde el año 2018, lo que ha  provocado  que los    caudales  de los ríos  se    presenten bajos   por cuarto año consecutivo, así como también, una constante disminución de los niveles de agua embalsados en el mismo periodo.

Cristian Orrego, coordinador del área meteorológica del Centro Científico del CEAZA detalla que “la situación actual es especialmente preocupante porque los caudales de los ríos no solo llevan 4 años disminuyendo, sino que ya en 2020 fueron los más bajos que se registraban en al menos 30 años. Luego, en el año 2021 bajaron aún más y lo que va del 2022 nuevamente se sigue este patrón y así , el escenario se vuelve crítico. Además esto no es sólo una condición particular de un río, ya que hemos visitado las cordilleras en las tres provincias y en todos lados hemos visto in situ la misma escasez”

Nivles históricamente bajos de embalses

El documento del CEAZA reporta además respecto a los niveles históricamente bajos en los caudales junto con  la disminución evidente de las reservas en los embalses: Elqui tiene sólo un 34% de su capacidad embalsada, Limarí 12% y la provincia de Choapa cuenta con apenas un 7% de agua embalsada. Cabe destacar que en el Choapa, durante febrero  se secó completamente el embalse Cogotí.

Panorama poco alentador

¿Qué se espera para los próximos meses? Cristian Muñoz, modelador estadístico de Geociencias del CEAZA detalla que “para el trimestre marzo/abril/mayo’22 se espera precipitación bajo el rango normal en la mayor parte de Chile continental. De esta manera, el próximo otoño se caracterizaría por ser mayormente seco en gran parte del país, siguiendo la tendencia que se ha venido documentando desde meses y años anteriores. Por lo que se espera que los caudales continúen bajos durante los próximos meses, situación que se extendería al menos hasta el invierno del 2022. En promedio, los caudales de la Región de Coquimbo, cuentan sólo con un 17% de agua en relación a los valores históricos de la temporada”.