Seremi de energía califica como «histórico» el avance en electrificación durante el periodo 2018-2022

SEREMI de Energía, Alvaro Herrera, subrayó los esfuerzos realizados para llegar con electricidad a miles de familias que carecían de este servicio. 

El 50 por ciento de las familias que no tenían acceso a la electricidad en la Región de Coquimbo logró cobertura, durante el periodo 2018-2022, lo que permitió disminuir la brecha revelada por el Mapa de Vulnerabilidad Energética. Dicho estudio, elaborado por el Ministerio de Energía, determinó que existían 3.500 viviendas sin conexión a la red. Junto con ello, hay otra cartera de proyectos en curso, para este año, que aumentarán el porcentaje de personas con este servicio básico.

Frente a esta realidad de la Región, los esfuerzos del Gobierno Regional, a través de los Proyectos de Energización Rural (PER), la gestión propia de la SEREMI de Energía y la extensión de las redes de la distribuidora CGE en algunos sectores, dieron respuesta a esta necesidad, articulando un trabajo colaborativo para permitir la extensión del área de concesión y llegar con este servicio a las familias, las que incurrían en altos costos para disponer de electricidad. Esta agilización tuvo como resultado disminuir esta cifra y entregar condiciones de dignidad y de mejor calidad de vida.

A raíz de lo anterior, en el periodo de Gobierno se concretó la electrificación de los sectores Higuerita Baja, Las Vertientes, Valle Los Ángeles, Portal Los Artesanos, Guayacanes, Las Tórtolas, Las Animas, Cerrillos Pobres, San Agustín, entre otros.


El Seremi de Energía, Álvaro Herrera, indicó que “una de las materias importantes que se rescatan, después de cuatro años de administración, fue saber dónde estaban y quiénes eran las familias sin acceso a electricidad en la Región, o con cobertura parcial, carentes de un servicio tan esencial, y que al tiempo después, atravesando una pandemia, íbamos a tener que necesitar de manera tan relevante y esencial”.

Herrera subrayó que “encontramos los mecanismos y la forma para seguir avanzando en electrificar cada uno de estos sectores aislados de una Región con alta ruralidad. La lógica fue trabajar de manera conjunta con el sector privado, en una acción mancomunada, en que desde el Estado impulsábamos y levantábamos proyectos de electrificación en localidades rurales, contando con apoyo técnico y financiero de la empresa eléctrica, dando como resultado un beneficio para la comunidad”.

La autoridad manifestó su satisfacción por haber desarrollado este trabajo. “Así como desde el Gobierno Regional se siguió avanzando a través del Programa de Electrificación Rural (PER), a través de nosotros, se pudo llegar con este servicio esencial y dignificar la vida de familias de la Región de Coquimbo, en tiempos complejos, en que las necesidades de las personas se hicieron más relevantes que nunca. Se consiguieron tremendos avances, los más relevantes en la Región en su historia temprana”.


A su vez, el Seremi indicó que están bien avanzadas las conversaciones con la concesionaria de la doble vía para que la distribuidora disponga el uso de una línea que va desde La Serena hasta Caleta Hornos, lo que beneficiará a unas 600 familias del área costera del norte de la capital regional, y que al mismo tiempo, se convertirá en una alternativa de seguridad de suministro para los clientes de la comuna de La Higuera. Finalmente, el Seremi precisó que existe la posibilidad de dar cobertura eléctrica a unas 200 viviendas del sector El Cajón de El Romero, a través de la ampliación de la concesión eléctrica, lo que contribuirá a superar la meta ya señalada.

Por su parte, el gerente Zonal Coquimbo de CGE, Pablo Salinas, señaló que «CGE está comprometido con brindar un servicio eléctrico continuo y de calidad para todos sus clientes. En esa línea trabajamos durante todo este periodo con el Seremi de Energía, Álvaro Herrera, evaluando iniciativas largamente esperadas por las familias y que posteriormente pudimos concretar mediante la extensión de nuestras redes para llegar con suministro a más de 1.800 personas. Para nuestra compañía el trabajo público – privado es fundamental para distribuir energía de alto estándar, pues así contribuimos en mejorar la calidad de vida de nuestros clientes».