Este sábado eso de las 9:00 hrs cientos de personas se reunieron en la Catedral de San Rafael, quienes fueron testigos de la toma de posesión de Julio Larrondo Yáñez como Obispo Prelado de Illapel.

Con 64 años, Larrondo asume una iglesia con 90 mil habitantes y Cuenta con 10 sacerdotes diocesanos y 7 pertenecientes a 4 congregaciones religiosas.

En un carruaje tirado por caballos, llegó al templo acompañado por bailes religiosos con sus bandas de músicos. En el carro viajaban con el obispo el nuncio apostólico en Chile, el alcalde de Illapel, Denis Cortés.

Después de un momento de oración silenciosa, se inició la ceremonia de toma de posesión y la promesa de obediencia del clero. Afuera del templo, en la calle, cientos de personas acompañaban la ceremonia con fervor y entusiasmo.

Una de las lecturas, el relato de las primeras comunidades, sirvió al obispo para mostrar, en su homilía, el modelo de iglesia que anhela para Illapel, poniendo énfasis en los más frágiles, por pobreza, por adicciones, por dificultades familiares, por endeudamientos.