Constituyente Rodrigo Rojas asume que nunca padeció cáncer

«Pelao Vade», de 37 años,  se convirtió en uno de los rostros más visibles del estallido social en Chile, en donde su campaña y discurso se formaron en torno a su enfermedad, sobre la que habló en varias entrevistas e incluso reportajes.

«Quiero decir la verdad porque ya no puedo sostener esto. La enfermedad que yo tengo no es cáncer, es un diagnóstico que no pude reconocer hace ocho años por el estigma de la sociedad.» Así fue la declaración que remeció a la política y a la convención durante este fin de semana, en donde el reconocido constituyente, Rodrigo Rojas, quien además era vicepresidente en la instancia, reconoció que nunca tuvo cáncer.

«Cometí un error, un terrible error, no fui honesto ni con ustedes, ni con mi familia, ni con nadie. Mentí sobre mi diagnóstico, no tengo cáncer. Tengo un diagnóstico que todavía me cuesta mucho trabajo reconocer, que lo oculté para no enfrentarme al estigma social», indicó Rojas en un video que publicó en sus redes sociales, en donde tampoco entregó más detalles sobre la enfermedad.

Posterior a esta declaración, Rojas anunció su renuncia a la vicepresidencia de la Convención Constitucional, renuncia que fue aceptada por la mesa directiva, quienes indicaron que «como Mesa Ampliada de la Convención Constitucional lamentamos profundamente lo ocurrido con el convencional Rodrigo Rojas Vade y empatizamos con el dolor que esta situación ocasiona», además, añadieron que «Ante la seriedad de los hechos, hemos aceptado la renuncia que el señor Rojas ha presentado esta tarde a la vicepresidencia adjunta de la Convención».

Por último, el director ejecutivo de Chile Transparente, Alberto Precht, indicó a través de su cuenta Twitter que Rojas Vade falseó información en su declaración de intereses, en donde detalló que mantenía una deuda de $27 millones con Banco Scotiabank para financiar su “tratamiento quimioterapéutico contra el cáncer”.