El fin de una era: Messi se despidió entre lágrimas de un Barcelona en el que se imaginaba toda la vida

En la ceremonia estuvo presente su familia, entrenador y directiva club, en donde el argentino aseguró que aún no conoce su destino, pero que el París Saint-Germain francés “es una posibilidad.»

Lionel Messi se despidió este domingo entre lágrimas del FC Barcelona, en una conferencia de prensa en la sede del club del que, dijo, nunca imaginó que tendría que irse.

Su esposa Antonella Roccuzzo, sus tres hijos, sus compañeros, su entrenador Ronald Koeman y la directiva del club le arroparon en su última comparecencia como jugador del club al que llegó con 13 años, para despedirse con 34 y 35 títulos en el bolsillo.

“Me hubiera gustado despedirme de otra manera: nunca imaginé mi despedida porque la verdad es que no lo pensaba”, afirmó, asegurando que aún no conoce su destino pero que el París Saint-Germain francés “es una posibilidad”.

La conferencia arrancó y concluyó con una larga ovación de la prensa y el resto de asistentes, y al lado del estrado, en el que Messi estuvo solo, figuraban los 35 títulos conquistados por el capitán y mejor jugador de la historia del club.

“Hace 16 años que estoy en el primer equipo. Empezar de cero, cambiar… es un cambio duro para mi familia”, dijo el jugador de 34 años, estimando resignado que hay que “aceptarlo, asimilarlo y arrancar otra vez”.

Ahora todos los caminos parecen llevar a Messi al Parque de los Príncipes de París.

Según el periódico francés Le Parisien, un acuerdo entre el PSG y el argentino podría alcanzarse “de aquí al domingo”.

El periódico L’Equipe evocó por su parte un “contrato récord” de tres años, “con un salario anual de 40 millones de euros”. Messi podría firmar por dos temporadas más una tercera opcional.

Algunos jugadores del PSG: Neymar, Mbappé, Sergio Ramos, Di María, Icardi.