Refuerzan seguridad en la región con nuevo personal policial

Una veintena de uniformados recién egresados de la Escuela de Formación de Carabineros se sumó durante la última semana de julio, al trabajo permanente de la Institución en materia de seguridad para los vecinos en la región. Este viernes, el grupo se reunió en la Segunda Comisaría de Coquimbo con el Jefe de la IV Zona de Carabineros y el Delegado Presidencial Regional.

“Lo más importante es que, en cada uno de sus actos, antepongan el bienestar de la comunidad. Conozcan a sus vecinos, entréguenles la confianza para que se acerquen a ustedes siempre que lo necesiten. Apliquen esos conocimientos y valores que les entregaron durante su formación, para ser los carabineros que los habitantes de la Región de Coquimbo necesitan. Somos parte de la comunidad y nos debemos a la comunidad”, fueron algunas de las palabras del General Rodrigo Espinoza a los nuevos uniformados.


El Delegado Presidencial en tanto, destacó la llegada de los nuevos carabineros y su impacto en la comunidad. “Se trata de un beneficio directo para los habitantes de la región de Coquimbo. Y es que cada carabinero que llega, es sinónimo de mayor seguridad para nuestros vecinos. Valoramos y reconocemos el trabajo que la Institución realiza para resguardarnos a todos”, indicó Pablo Herman.


Los nuevos uniformados egresaron el pasado 20 de julio tras un año y medio de capacitación, en el cual recibieron una formación teórica y práctica que les permitirá ubicar a las personas y la protección de sus derechos en el centro de la labor policial.

Cifra de ingreso a carabineros:

Un histórico descenso tuvo la inscripción de nuevos aspirantes a carabineros. Luego de tres meses de finalizar su proceso de admisión, la institución solo contabilizó 2.154 inscritos e inscritas en las distintas Escuelas de Carabineros, la cantidad de postulantes más baja de la última década. 

Estas cifras representan sólo al 14% del promedio anual de inscritos en los últimos diez años. Según datos presentados por La Tercera, de acuerdo a las cifras señaladas por la Escuela de Formación de Carabineros (ESFOCAR), durante la última década el promedio anual de postulantes bordea los 15 mil aspirantes.

Considerando esas cifras, los interesados en entrar a carabineros bajaron en un 86%. Según la información de la última década, 2015 fue el año con mayor cantidad de postulantes a la institución con 18.871 jóvenes interesados. Desde aquel año, las cifras de aplicantes han ido a la baja, con 17 mil en 2016; 15 mil en 2017; 12 mil en 2019 y solo 5.554 postulantes en 2020. 

Sin embargo, durante la inscripción de este año apenas superaron los 2 mil interesados, la cifra más baja de la década. Ante esto, el coronel Gonzalo Araya, jefe del Departamento de Reclutamiento y Selección de Carabineros, expresó a La Tercera que esta disminución se debe a varios factores, «entre ellos, a la contingencia que ha vivido Chile en los últimos años, la cual ha golpeado fuertemente a todas las instituciones públicas, incluido Carabineros»

Junto a esto, el coronel Araya detalló que la pandemia también ha sido factor clave en la disminución de postulaciones, según afirma al mismo medio.

Cabe destacar que la institución ha recibido una serie de cuestionamientos por su actuar durante la última década. Desde 2015, los directores generales de Carabineros han sido interpelados por su actuar.

Bruno Villalobos presentó su renuncia en 2018 por estar involucrado en el «Caso Huracán», además de ser procesado por el delito de torturas contra un grupo de 173 estudiantes universitarios detenidos en la Comisaría de Los Andes, en febrero de 1985. 

El siguiente cabecilla de la institución uniformada, Hermes Soto, fue removido de su cargo por el asesinato del comunero mapuche, Camilo Catrillanca, en 2018. 

Asimismo, el director general de Carabineros que ocupó su cargo, Mario Rozas, presentó su renuncia el 19 de noviembre de 2020 tras un episodio ocurrido el día anterior en que funcionarios dispararon a dos niños en un hogar del Sename en Talcahuano.