Medidas por escasez hídrica y apoyo social destacan en gestión 2020 de la Intendencia de Coquimbo

  • De forma inédita se rindió cuenta del uso de recursos del Ministerio del Interior en la región, a través de un documento donde el Intendente Pablo Herman destacó los hitos de la gestión.

Sin duda el 2020 fue un año complejo para el país y la región por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, la labor de los organismos del Estado continuó, a través de la ejecución de proyectos y gestión presupuestaria, tal como lo destacó el Intendente de Coquimbo, Pablo Herman en lo que fue la primera Cuenta Pública de la gestión año 2020-2021 del Servicio de Gobierno Interior, es decir, de la Intendencia de Coquimbo.

La máxima autoridad inició su rendición, indicando que “agradezco a todos quienes han seguido trabajando por el desarrollo de nuestra Región de Coquimbo, a nuestras fuerzas de orden y seguridad, y a todos los funcionarios públicos, especialmente a quienes se desempeñan en el área de la salud”.

Entre las gestiones del año 2020, la autoridad regional destacó las medidas adoptadas para entrega de agua potable en sectores aislados y acciones para enfrentar la escasez hídrica, “porque nuestra región no vive la falta de recurso hídrico como una emergencia, sino como una realidad permanente y así debemos abordarlo”, señaló Pablo Herman.

Durante el año 2020, se abasteció con agua en camiones aljibe a más de 26 mil familias. La inversión por concepto de arriendo de estos vehículos ascendió a $2.950.772.734 con una flota de 75 camiones aljibes.

Asimismo, detalló que se entregaron bonos para sistemas de Agua Potable Rural para reducir los costos de operación y valor para sus usuarios. Fueron beneficiados 217 sistemas, con una inversión superior a los $349 millones de pesos.

“Se ejecutaron medidas de emergencia, destinados a la compra de alimentación de ganado, la implementación, conducción y almacenamiento de agua y horas máquina por un total de 1.605 millones de pesos. Estos recursos fueron entregados a los municipios de la región para gestionar según la necesidad de cada territorio”, consignó la autoridad.

Con un monto de $248 millones, procedentes del Gobierno Regional, pero traspasados a la Intendencia, se pagó la tasa de peaje para que 289 crianceros pudieran realizar veranadas de temporada 2019-2020 en la cordillera de San Juan, en Argentina.

También se invirtió en la compra de estanques de respaldo para sistemas de Agua Potable Rural, por un total de 600 millones de pesos, permitiendo el aumento de la capacidad de acumulación de estos sistemas.

APOYO SOCIAL

Parte fundamental de la labor de la Intendencia tiene relación con la entrega de apoyo social a través de diversos programas, entre ellos el ORASMI el que entregó recursos para el emprendimiento, educación, vivienda, entre otros, a 142 personas con un monto total de 25 millones 485 mil pesos.

A través de los programas de subsidio de agua potable urbano, subsidio de agua potable rural, subsidio a la discapacidad mental y subsidio familiar y maternal, se entregó apoyo a más de 80 mil personas con un monto superior a los 5 mil 400 millones de pesos.

Además de los apoyos individuales, la Intendencia otorga recursos a organizaciones sociales a través del Fondo Desconcentrado y el Fondo Presidente de la República a través de los cuales se aportó a la labor de trabajo por su comunidad a 106 entidades por un monto total de 162 millones de pesos.

LLAMADO A LA UNIDAD

“Seguiremos enfocados en poner toda nuestra energía y voluntad para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la Región de Coquimbo hasta el último día de nuestro gobierno. Ese es el compromiso del gobierno del Presidente Sebastián Piñera, quien está llevando adelante múltiples medidas para apoyar a los chilenos, sobre todo, en estos momentos tan difíciles, como es la pandemia del coronavirus”, dijo el Intendente Pablo Herman en su saludo final.

Además la autoridad realizó un llamado al trabajo en unidad para el desarrollo de la región y del país y dijo que “esta región se construye entre todos. la unidad nos hace más fuertes, nos hace una mejor sociedad. Pese a las diferencias que podamos tener, estoy convencido de que seguiremos construyendo un mejor país, os, con mayor justicia, inclusión, tolerancia y capacidad de diálogo”.